Los mejores remedios caseros para bajar la tensión arterial

0
206

 

La presión arterial es el impulso de la sangre al recorrer los vasos sanguíneos y cuando es alta (hipertensión) requiere de una serie de cuidados y revisión médica periódica.

En este artículo te presentamos unas excelentes alternativas naturales para bajar la tensión arterial y vivir sanamente, evitando los riesgos de accidentes cardiovasculares (ACV) y ataques al corazón, a los que se hacen propensos quienes padecen esta enfermedad.

C:\Users\SUCRE\Desktop\Presión Arterial 2..jpg

Chocolate negro

Cuanto más puro se encuentre este alimento, mejor resulta. Se recomienda comer un par de onzas al día ya que contiene flavonoides los cuales ayudan a mantener la salud del corazón.

Licuado de limón y perejil

Debe mezclarse un limón con cáscara y agregar un puñado de perejil. Es aconsejable tomar esta bebida en ayunas durante las mañanas. El limón contribuye a eliminar sodio del cuerpo humano y junto al perejil suprime numerosas sustancias tóxicas que afectan las arterias.

Jugo de remolacha

Es saludable consumir un vaso de jugo de remolacha, la cual debido a sus niveles altos de nitrato inorgánico, que en el organismo se transforma en óxido nítrico, el cual hace posible el alivio y ensanche de los vasos sanguíneos.

Avena

Este alimento contiene altas cantidades de fibra soluble y su consumo es conveniente para disminuir el colesterol, siendo en ese sentido muy favorable para mejorar la circulación de la sangre.

Té verde

Este alimento tiene isoflavonas, las cuales hacen más saludable el sistema sanguíneo en adultos. Se sugiere beber una o más tazas diariamente.

Sandía

Consumir esta fruta a diario o hacer té con sus semillas, protege al corazón ya que posee cucurbocitrin, un compuesto que coadyuva a mejorar la función cardiaca y protege los riñones.

Maní

Comer un puñado de maní por día favorece a la dilatación de los capilares sanguíneos ya que posee la poderosa sustancia isoflavonas, cuya efectividad para esto se encuentra científicamente comprobada.

Infusión o licuado de apio

El apio posee compuestos antioxidantes que hacen de él una opción para cuidar el corazón. Además tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias. Para hacer la infusión solo hay que hervir 2 tazas de agua de 5 a 10 minutos y añadir 4 cucharadas de apio en trozos, luego debe colarse y estará listo para beber. En el caso del licuado se emplea la misma proporción de agua.

Té de lavanda

Esta planta no solo ayuda a aplacar el estrés, sino que también combate la hipertensión ya que sus componentes benefician el paso de la sangre por las arterias. El té puede hacerse con una cucharada pequeña de lavanda por cada taza de agua.

Aceite de oliva

Esta maravilla que forma parte esencial de la dieta mediterránea facilita mantener a raya el colesterol y la diabetes. A pacientes hipertensos se les recomienda su consumo frecuente.

Infusión de orégano

Esta planta tiene cualidades diuréticas y antiinflamatorias que combaten la hipertensión, puesto que suprimen el exceso de líquido del organismo. El té es fácil de hacer, basta poner a hervir una taza de agua y agregarle una cucharadita de orégano, luego se deja reposar y se cuela. Lo aconsejable es beber una taza al día como mínimo.

Bananas o plátanos

Este fruto es rico en potasio, el cual ayuda a eliminar sodio del cuerpo que consumimos y equilibra el líquido del organismo. Estudios corroboran que consumir 2 bananas diariamente por una semana, puede disminuir la tensión arterial en un 10%.

 

 

Compartir