Los 10 remedios caseros más utilizados para aliviar la tos

0
106

 

La tos es una afección difícil de esconder. Ya sea del tipo seca, con flema, asmática o crónica, si no es tratada a tiempo, puede convertirse en un verdadero —y hasta literal— dolor de cabeza tanto para adultos como niños. En esta nota compartiremos algunos remedios caseros para aliviar la tos.

Uno de los aspectos claves para curarla de forma rápida es la hidratación. Según estudios, ingerir mucha agua, además de líquidos a temperatura ambiente pueden representar una mejoría en el corto plazo. En este sentido, bebidas como caldos claros, té de hierbas, agua caliente o zumos de frutas calientes pueden ser de bastante utilidad.

Por otra parte, es recomendable evitar comidas que estimulen la acidez, ya que esta es una causa común de la tos. Entre los alimentos y bebidas que podrían provocar reflujo destacan el alcohol, la cafeína (café), chocolate, cítricos, todo aquello con alto contenido grasoso y/o condimentos, además de los tomates.

Afortunadamente, existen recursos de los que podemos echar mano rápidamente si esta dolencia nos toma desprevenidos. Acá, daremos un repaso a los más conocidos:

  • Té de limón con miel: Por separados son buenos, pero juntos representan una combinación ganadora. Basta con poner a hervir agua y mezclar dos cucharaditas de limón con una de miel.
  • Té de jengibre: Uno de los más recomendados remedios caseros para aliviar la tos por sus propiedades antiinflamatorias y expectorantes. Prepare un té de jengibre, añadiendo de 20 a 40 gramos de esta hierba a una taza de agua caliente. Se debe tomar tibio. Para mayor efectividad, añada zumo de limón y miel.
El jengibre es un tubérculo usado con frecuencia para aliviar la tos. Foto: Pixabay
  • Vapor de agua: Ponga a hervir agua en un recipiente. Agregue hierbas como eucalipto o romero, si desea un efecto más inmediato. Inhale durante cinco minutos aproximadamente.
  • Agua con sal: El agua con sal ayuda a disminuir la necesidad de toser. Basta con agregar media cucharadita de sal en una taza de agua caliente. Haga gárgaras varias veces al día hasta que sienta la mejoría.
  • Ajo: Consumir un diente de ajo crudo es uno de los más efectivos remedios caseros para aliviar la tos. Puede consumirse solo, como acompañante de una ensalada o incluirlo en alguna infusión.
  • Raíz de malvavisco: Contribuye a mejorar la irritación. El componente clave acá es el mucílago. Según Wikipedia, este es una sustancia orgánica de textura viscosa, semejante a la goma. Se recomienda tomar en forma de té, dejando que se asiente la raíz en el agua.
  • Tomillo: Esta hierba de origen mediterráneo disminuye dolencias como la irritación de garganta y la bronquitis, ambas posibles consecuencias de una tos prolongada. Prepárese una infusión de hojas secas de tomillo, o tómelo como si fuese un jarabe, de tres a cuatro cucharaditas al día. También puede inhalar su vapor caliente.
  • Cebolla: Sumamente útil para eliminar la flema debido a sus propiedades desinflamatorias y antisépticas, focalizadas en las vías respiratorias. Ingiéralo en forma de bebida, colocando trozos de una cebolla en un litro de agua, que luego debe llevar al fuego hasta hervir. Deje reposar y beba el té filtrado. Otra forma de consumir la cebolla como remedio para la tos es cortándola por la mitad y olerla por unos minutos. En este caso, las lágrimas están más que justificadas.
  • Salvia: Los vapores de salvia son fenomenales para la tos seca, a la vez que calma la irritación de la mucosa. Añada hojas de salvia en agua caliente, deje hervir y luego inhale profundamente.
  • Regaliz: La glycyrrhiza glabra, mejor conocida como regaliz o palo dulce, goza de una variedad de propiedades medicinales. Una de ellas, es que ayuda a suavizar la garganta inflamada. Póngalo a hervir durante aproximadamente 20 minutos, proceda a colarlo y disfrute de una bebida que de seguro le aliviará. Si desea acompañarla con dos de sus nuevas mejores amigas, limón y miel, pues mucho mejor.
Compartir