El pelargonium sidoides, una planta hermosa que ayuda a combatir refriados.

0
180

Pelargonium sidoides es un arbusto de la familia de los geranios, proveniente del sur de África. En la época de la colonización de la zona sur de este continente los colonos comprobaron sus virtudes medicinales para el combate de infecciones respiratorias, cicatrización de heridas y dolores de pecho.

Dos siglos después, el inglés Mayor Stevens sanó de una cruel tuberculosis, gracias a esta planta. Al ver la las bondades de este geranio, retornó a Inglaterra y comenzó a comercializarlo, prolongándose por décadas su uso en el tratamiento de la tuberculosis, hasta que aparecieron fármacos sintéticos que le sustituyeron.

Esta hermosa planta puede llegar a medir entre los 0,50 y 1,50 metros, y tiene tallos hojas de forma redondeada en el margen superior y con un diámetro de entre 5 a 8 centímetros. Las flores alcanzan entre 4-6cm de diámetro, y los pétalos pueden ser de múltiples colores, desde un radiante blanco hasta un oscuro negro. Florece de forma vigorosa en la primavera y el verano.

Propiedades

  • Es antibacteriano: impide la reproducción de las bacterias.
  • Es inmunomodulador: eleva la emisión de una proteína del sistema inmunitario que actúa en el proceso de inflamación y beneficia el incremento de los fagocitos, importantes para el sistema inmunitario.
  • Es antivírico: estimula los mecanismos de defensa primarios para combatir infecciones virales.
  • Es un estimulador mucociliar: genera la expulsión de elementos patógenos y favorece la expectoración, limpiando así las vías respiratorias.
  • Combate los síntomas del resfriado: disminuye la sensación de cansancio, los trastornos del sueño, la falta de apetito y el malestar general, dando mayor vitalidad al cuerpo.

¿Cómo preparar ?

Agrega 10 gramos de hojas a medio litro de agua hirviendo. Deja cocinar por diez minutos, luego retira la mezcla, cuela y deja reposar. Hay quienes disfrutan de este maravilloso té endulzándolo con miel, pero también puede hacerse con azúcar, estevia o edulcorante.

Efectos secundarios

Algunos registros médicos arrojan que puede causar efectos adversos como: dolor abdominal, diarrea, acidez y náuseas.

Contraindicaciones

No debe administrarse a niños menores de 6 años, ni en personas con riesgo de hepatotoxicidad ni hepatitis; tampoco en pacientes con insuficiencia hepática ni insuficiencia renal. Asimismo, está contraindicado en mujeres embarazadas o en período de lactancia.

¿Cómo cultivar esta planta?

Este arbusto puede cultivarse de forma agraciada en patios, balcones, terrazas e incluso en los jardines. Su mantenimiento no es difícil y sólo deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

  • Si se siembra en exteriores debe situarse a pleno sol o con poca sombra, pero si se mantiene dentro de la casa en exteriores, debe ubicarse en un lugar en el que entre abundante luz natural.
  • Si se tiene en maceta, debe colocarse en sustrato de cultivo universal combinado con un 30% de perlita. Si se planta en un jardín, resulta indiferente la tierra, mientras cuente con un óptimo drenaje.
  • El riego debe realizarse 3-4 veces por semana durante el verano y menos el resto del año, evitando el exceso de agua.
  • Abonado: hay que hacerlo desde principios de primavera hasta finales del verano preferiblemente con abonos ecológicos, una vez por mes. Si se tiene en maceta deben emplearse abonos líquidos.
  • Durante la primavera deben cortarse los tallos enfermos o poco vigorosos. Es recomendable podarlo en resto del año para que tenga bonita forma.
  • Debe tenerse en cuenta que no resiste las heladas.

 

Compartir