Remedios caseros para curar las ampollas

0
247

Las ampollas en el cuerpo pueden ocasionarse por distintos motivos, ya sea por caminar largas horas, una exposición al sol o al frio prolongada; en fin cualquier otra situación que origine sensibilidad en la piel a tal punto de ser procedentes de esta indeseable afección.

Este padecimiento puede aparecer en el cuerpo a cualquier edad, por lo que es importante conocer remedios naturales que contribuyan a una rápida recuperación de este diagnóstico.

Las mismas constan de lesiones que hacen su aparición en la piel, en forma de burbujas que muchas veces están compuestas por un líquido o por sangre.

En este caso el organismo contribuye con la recuperación de la piel dañada, sin embargo existe una serie de remedios naturales que ayudan a mejorar los incómodos síntomas que ocasionan las indeseables llagas.

Vinagre

El vinagre es recomendable para limpiar las ampollas, con el fin de mantenerlas alejadas de las bacterias.

Con una mota de algodón y un poco de vinagre limpia el área afectada, preferiblemente en la noche, realice este proceso una vez al día diariamente y notara los cambios.

Aceite de ricino

Coloque un poco de aceite de ricino en el lugar donde se encuentren las ampollas, asegurándose que esté limpio y seco, no lo retire hasta la mañana siguiente.

Aloe Vera

El Aloe Vera o sábila posee grandes beneficios en general, sobre la piel es sumamente bueno, por sus capacidades para desinflamar, contribuye a disminuir el volumen de las ampollas.

Por lo tanto tome el cristal de la penca de sábila y colóquelo sobre la ampolla, llénela totalmente de este gel luego espere que seque, puede dejarlo toda la noche y retirar con abundante agua en la mañana; evite las exposiciones al sol puesto que puede manchar la piel.

Té verde

El té verde también es antiinflamatorio, por lo tanto es un buen aliado para contribuir a la mejora de las ampollas, le recomendamos hacer uso de tres bolsas de té verde en una taza de agua hirviendo, luego agregue un poco de bicarbonato y espere a que se enfríe, posteriormente agregue esto en el área afectada.

Miel

La miel es un antiséptico y antimicrobiano natural por excelencia, por lo tanto contribuye a aliviar estas afecciones de la piel, para hacer uso de ella le recomendamos que coloque miel pura en la zona enferma y luego cúbrala con una venda, realícelo una vez al día preferiblemente en la noche.

Aceite de coco

El aceite de coco ayuda a la protección de la piel, por lo que es efectivo masajear suavemente las zonas afectadas de 2 a 3 veces diariamente, lo que contribuirá con una mejor circulación de la sangre.

Aceite de oliva

El aceite de oliva también ayudará a hidratar y proteger la piel, por lo que se recomienda que masaje las ampollas sutilmente de 3 a 4 veces al día.

Cúrcuma

La cúrcuma contribuye con la cicatrización de las ampollas, es antiséptica y también antiinflamatoria, por lo que es un aliado ideal para ayudar a vencer las infecciones.

Se recomienda limpiar muy bien el área a tratar, luego llenar de polvo de cúrcuma las zonas de la piel que se encuentran afectadas, después cubrir con una venda limpia y hacer este proceso tres veces al día.

Esperamos que estas recomendaciones sean factibles para su recuperación, recuerde consultar a su médico en caso de ser necesario.

 

Compartir